Los comienzos de la química: el flogisto y el oxígeno

Incluido en: El descubrimiento de los elementos

Los comienzos de la química: el flogisto y el oxígeno

Lo sentimos, la visualización de estos contenidos requiere que tu centro sea cliente de Santillana Compartir. Por favor, ponte en contacto con nosotros en: http://www.santillanacompartir.com.

Resumen

Cómo el químico francés Antoine Lavoisier puso en valor la verdadera importancia del oxígeno lo que supuso el nacimiento de la química moderna.

Claves de aprendizaje

  • Antoine Lavoisier realizó experimentos en los que pesó sustancias antes y después de calentarlas.
  • Lavoisier bautizó el gas liberado al quemar óxido de mercurio con el nombre de oxígeno (un nuevo elemento).
  • La combustión no tiene nada que ver con el flogisto.
  • La teoría del flogisto fue desechada a finales del siglo XVIII.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Lo sentimos, la visualización de estos contenidos requiere que tu centro sea cliente de Santillana Compartir. Por favor, ponte en contacto con nosotros en: http://www.santillanacompartir.com.

Joseph Priestley, 1774

Cuando en 1774 Joseph Priestley descubrió el oxígeno, no fue consciente de lo que había conseguido.

Le confundió la opinión equivocada y predominante en su época de que la materia contenía una sustancia llamada «flogisto».

Pero pronto conocería a un químico francés que finalmente arrojaría luz sobre la importancia del descubrimiento de Priestley, lo que supondría un punto de inflexión en la química.

Antoine Lavoisier, 1778

Antoine Lavoisier enfocaba sus experimentos de manera muy distinta.

Tenía el laboratorio mejor equipado de Europa, era un fanático de la precisión y hacía mediciones muy meticulosas, en particular de la masa de las sustancias antes y después de las reacciones químicas.

Lavoisier pasó a concentrar su atención en el pesaje de las sustancias, como el estaño, antes y después de calentarlas.

Si al arder una sustancia se liberaba flogisto, tal como se creía en ese momento, el estaño debería perder masa al hacerlo.

Pero Lavoisier observó que, en realidad, el estaño aumentaba de masa al calentarlo.

Sugirió que, en vez de producir flogisto, el estaño estaba absorbiendo un gas.

Tras escuchar a Priestley relatar su experimento con óxido de mercurio, Lavoisier repitió el experimento, pero al revés.

Calentó mercurio hasta que se formó óxido de mercurio.

Advirtió que la cantidad de gas en el recipiente sellado había disminuido: el mercurio lo había absorbido.

A continuación, calentó el óxido de mercurio y descubrió que la cantidad de gas liberada era exactamente igual que la cantidad que había sido absorbida antes.

Llegó a la conclusión de que el flogisto no estaba implicado en la combustión y que el gas en cuestión era un elemento nuevo. Lo llamó «oxígeno».

el oxígeno

Por fin, a finales del siglo XVIII, el mítico flogisto pudo ser abandonado para siempre.

Finalmente había surgido el concepto moderno de los elementos químicos, y Lavoisier pasó a ser conocido como el padre de la química moderna.


Ponte en contacto con nosotros