Ciclos de la vida vegetal: reproducción asexual

Incluido en: Los ciclos de la vida vegetal

Reproducción asexual en las plantas

Lo sentimos, la visualización de estos contenidos requiere que tu centro sea cliente de Santillana Compartir. Por favor, ponte en contacto con nosotros en: http://www.santillanacompartir.com.

Resumen

Algunas plantas no necesitan macho y hembra para reproducirse, sino que pueden hacerlo por sí solas. ¿Qué plantas pueden hacerlo y cómo lo consiguen?

Claves de aprendizaje

  • Las plantas emplean diversos métodos de reproducción.
  • La reproducción sexual, asexual y la autopolinización.
  • La reproducción asexual se produce cuando una planta progenitora crea clones de sí misma.
  • No necesitan células sexuales ni otras plantas progenitoras.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Lo sentimos, la visualización de estos contenidos requiere que tu centro sea cliente de Santillana Compartir. Por favor, ponte en contacto con nosotros en: http://www.santillanacompartir.com.

Las plantas con flores han desarrollado varias formas de reproducción.

La primera es la reproducción sexual, que requiere órganos masculinos y femeninos y genera descendencia genéticamente variada.

Reproducción sexual: descendencia con variación genética.

En la reproducción sexual suelen participar dos progenitores.

Pero en algunos hábitats, puede que no haya dos plantas de la misma especie para reproducirse.

En estos casos, las plantas se autopolinizan, es decir, forman semillas con su propio polen y con sus órganos femeninos.

Reproducción sexual por autopolinización: una planta progenitora, descendencia con menor variación genética

Algunas especies vegetales han ido más allá y han desarrollado la capacidad de replicarse por sí solas sin formar semillas.

Esto se llama «reproducción asexual».

Reproducción asexual: sin células sexuales ni formación de semillas, descendencia genéticamente identical.

Con la reproducción asexual solo hay un progenitor, y la nueva planta es un clon.

Existen diversas formas de reproducción asexual.

Rizomas: especies como juncos y pastos.

Por ejemplo, los rizomas son tallos subterráneos que vuelven a la superficie para formar una nueva planta.

Tubérculos. Especies como patatas y yucas

Los tubérculos son rizomas modificados. Se hinchan con el almidón y crean yemas que forman plantas nuevas.

Estolones: Especies como fresas y cintas.

Un estolón es un tallo aéreo que termina formando una nueva raíz.

Bulbos: Especies como cebollas y lilas.

Y los bulbos permanecen dormidos durante el invierno, pero brotan en el clima templado de la primavera.

A pesar de la menor variación genética, la reproducción asexual puede tener sus ventajas.

Solo se necesita un padre.

La planta progenitora puede ayudar nutricionalmente al desarrollo de la descendencia.

Y si la planta está bien adaptada a un hábitat, es probable que la descendencia genéticamente idéntica prospere.

Las plantas emplean diversos métodos de reproducción.

Reproducción sexual, Autopolinización, Reproducción asexual.

Y todos están diseñados para que puedan continuar su ciclo vital en los distintos hábitats de todo el mundo.


Ponte en contacto con nosotros